logo


Del 10 al 13 de julio tuvieron lugar las Fiestas de San Cristóbal en Aguarón. El programa comenzó con misa en Honor al  Santo, bendición de vehículos y posterior aperitivo para todos los asistentes.

Las orquestas que amenizaron los bailes del viernes y del sábado fueron Passarela y Tarantella. Durante la sesión de baile de la tarde del viernes, pudieron degustar diversos cócteles (con alcohol y sin alcohol) gracias a los niños dela Escuela de Verano y varios voluntarios. La charanga del sábado, cuya temática fue Brasil, tuvo gran participación y fue amenizada con la Banda de la Escuela Municipal de Música Santa Cecilia. La comisión de festejos repartió Calimocho para todos.

Como novedad, el domingo se organizó un concurso Masterchef versión Aguarón, donde las peñas y familias mostraron sus dotes culinarias, quedando como sigue: 1º premio: Peña Pelotazo que elaboraron Pollo dela Abuela, 2º premio Peña Treintaytantos con su arroz con bogavante y 3º premio Peña Butibamba con Pechugas con nata, olivas verdes y vino rancio.

Otra de las novedades fue el engamellamiento de sendos toros de Ronda en la Calle, donde todo el mundo pudo admirar esta tradición, que conmemora un hecho acaecido en el año228 a.C. en el transcurso de la batalla de Elice, hoy Elche, cuándo el jefe íbero Orisson viendo la clara inferioridad de su ejército frente al del general cartaginés Almicar Barca ideó la estrategia de colocar haces de paja ardiendo en las astas de los novillos que tiraban de los carros. Todos los animales fueron colocados en primera línea y avanzando hacia el enemigo. Los animales enfurecidos embistieron contra el ejército cartaginés que pese a su superioridad numérica vio como las filas íberas salieron airosas de la batalla. Para conmemorar esta importante victoria, se tomó la costumbre de soltar un toro con sus astas emboladas con fuego, en fiestas y fechas señaladas, por las noches.

En la comunidad aragonesa, la fecha más antigua de la que se tiene constancia de este festejo, es en la localidad turolense de Mora de Rubielos el 28 de Abril de 1677, cuando se hizo para obsequiar a Carlos II, quien lo presenció desde la casa consistorial. Durante la visita del rey Carlos II a la ciudad de Cariñena, presenció desde la casa consistorial, donde se encontraba hospedado, un festejo de este tipo. En aquella época la actual plaza dela Moraera reconvertida provisionalmente en plaza de toros cuando se celebraban festejos taurinos.

El Ayuntamiento de Aguarón quiere agradecer a todos los colaboradores, porque sin ellos no se podrían hacer este tipo de festejos, y ala Comisión de Fiestas y voluntarios por su trabajo desinteresado. Gracias a todos ellos han sido unas fiestas muy intensas y divertidas.