logo


Contra la despoblación del mundo rural. Si existe un lema de nuestro Ababol Festival, que acabamos de disfrutar de la segunda edición, es ese: una herramientas para combatir la despoblación rural con el arte.

Contra la despoblación, crear patrimonio cultural y artístico

Gema Rupérez es la directora del Ababol Festival, Arte Público, Memoria y Despoblación, lo dice claramente en esta entrevista en el Diario.es

Si algo caracteriza al Ababol Festival en su papel de lucha contra la despoblación rural es que es un arte público.

El arte público es de todos los vecinos de Aladrén, que disfrutan del espacio regularmente, pero también de los amigos que vienen a visitarnos, que también aprovechan las obras artísticas localizadas en cada espacio público del pueblo.

El Festival sirve para introducir en los pueblos despoblados de Aragón variables nuevas, rompe la rutina del día a día en Aladrén.

Un día llegan los artistas seleccionados, buscan los materiales para sus obras, las crean y las implantan en el espacio público seleccionado.

A partir de ahí, el pueblo cambia.

Se produce una clara relación de retroalimentación entre artistas y vecinos. Pura magia 🙂

ababol festival1

Contra la despoblación, mucho arte

No todos lo años los artistas, que cambian cada edición, hacen el mismo tipo de obras.

Este 2018, el Ababol Festival ha reunido a 3 artistas  que han centrado su tarea en hacer instalaciones, cerámica y el documental, mientras que el año pasado las obras protagonistas fueron d pintura, fotografía o escultura.

Lo genial de esta iniciativa contra a despoblación es que los artistas conviven con los vecinos, no hacen su parte y se marchan sin más.

Se implican en las necesidades del pueblo para usar el arte, sus creaciones, como herramientas de turismo local rural.

El arte en el mundo rural siempre está ligado al pasado. Hacer obras contemporáneas le dan al pueblo, en este caso Aladrén, una nueva vida, una nueva dimensión dentro de los pueblos rurales de la provincia de Zaragoza, y por tanto de Aragón.

Lo bueno de todo el proceso creativo es que, al final, las obras de arte se quedan en Aladrén, y significan mucho para todos, contra la despoblación y el olvido de las zonas rurales de Aragón.

ababol festival2

Arte contra la rutina y la despoblación

El arte creado durante el Ababol Festival, y los mismos artistas, suponen un aire fresco en el día a día de Aladrén.

Los artistas cuidan minuciosamente los espacios en los que deben trabajar de uso público, para adaptar sus creaciones a un lugar que, tras su marcha, va a seguir allí. Forma parte del entorno de los vecinos y de los turistas cada día.

Aladrén se va llenando de vida con cada Ababol Festival, y lo que es más importante, está en el mapa gracias a los artistas que lo hacen posible cada edición, y al cariño con que los vecinos acojen el evento.

Contra la despoblación, cultura, arte y mucho, mucho cariño en hacer las cosas bien 🙂