logo


En aras a paliar la grave situación del servicio de abastecimiento de agua, el Ayuntamiento de Alfamén convocó en septiembre de 2012 un concurso para la ejecución de ciertas obras en las infraestructuras hidráulicas que se adjudicó a Facsa. La inversión total ha sido de 57.452 euros, sufragada con una subvención del Instituto Aragonés del Agua de 42.188 euros y aportación municipal.

El objetivo principal era disponer de información real que facilitase la gestión, el seguimiento y el control del servicio, llevar a cabo una campaña de recopilación de datos y evaluar exhaustivamente el parque de contadores a fin de mejorar la recaudación, y realizar pequeñas actuaciones en los pozos.

La primera medida ha sido la instalación de caudalímetros electromagnéticos en los pozos de captación, recomendable en aquellos con turbidez. En Alfamén no existía ningún contador de este tipo que controlase el rendimiento de red (relación entre agua inyectada y consumida por los abonados). Además, con el fin de conocer el volumen total de agua se ha instalado un contador en la tubería principal de distribución, y otros dos contadores de sectorización, uno al lado del colegio y otro en la calle Santiago. Los tres contadores dividen al municipio en tres zonas permitiendo la pronta detección de fugas. También se ha implantado un sistema de alarmas vía GSM, capaz de dar aviso de cualquier anomalía en el normal funcionamiento del sistema.

La segunda medida engloba la campaña de inspección y evaluación del parque de contadores. Los empleados municipales han revisado la situación actual de los 900 contadores existentes, dejando constancia en archivo informático de toda la información recopilada. Datos como la marca, el modelo, la edad de los contadores o su posicionamiento deben ser tenidos en cuenta para proceder a su mantenimiento o renovación. Como conclusión cabe destacar que un 47% tienen más de diez años, de ellos un 30% son de más de quince años y un 18 % mayores de veinte años. Por ubicación, todavía hay un 38% de contadores en el interior de las viviendas.

Con todo ello se estima un porcentaje de volumen de agua no registrado por el parque de contadores de Alfamén superior al 10%, por lo que es aconsejable iniciar un plan de renovación progresiva del parque con el fin de minimizar el consumo y proceder a una reinstalación de los contadores existentes para corregir su defectuosa colocación.

Como tercera medida se han llevado a cabo pequeñas obras de mejora en las infraestructuras. Así, en el pozo del barranco se ha instalado una cubierta que protege a la instalación de la intemperie, se ha realizado una limpieza y se ha ordenado el cableado sobrante existente en la caseta, y en el depósito principal se ha sustituido parte del vallado por uno nuevo, se ha limpiado y desbrozado. También se ha colocado una ducha–lavaojos en el cuarto de almacenamiento y un dosificador de los productos químicos.

La última medida a considerar ha sido la campaña de localización de fugas que se realizó a lo largo de los dos últimos meses del año, y que con gran paciencia soportaron los ciudadanos de Alfamén. Se localizaron más de 50 fugas, dando lugar a la sustitución de dichas acometidas domiciliarias, incluyendo sustitución y colocación de contador en el suelo.

Los trabajos desarrollados han hecho posible acabar en parte con la gran pesadilla de consumo municipal, se ha pasado de un 1.000.000 o 1.300.000 litros en ciertos momentos, a 450.000 litros diarios. La primera gran consecuencia positiva es la reducción de la factura de luz, que ha pasado de ser de 6.000 euros al mes a 3.000 euros, a parte del mencionado ahorro de medio millón de litros diarios, que por 365 días supone un ahorro importantísimo al ayuntamiento.

Pero el servicio municipal de abastecimiento necesita ir mejorando, hay que seguir en la línea de localización de fugas, renovar acometidas viejas y sustituir los contadores más antiguos, y actualizar el reglamento y la ordenanza que regulan la tasa, de hecho no se ha modificado desde 1998. Es necesario equilibrar el servicio haciéndolo más sostenible.